divendres, 11 de desembre de 2009

ya estamos en Mali!!! 11 de diciembre 2009

(... no hemos podido bajar todas las fotos por problemas tecnicos... ya las colgaremos en el siguiente blog.).... imshaala!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

… y al fin encontramos los medios y el tiempo para continuar nuestra blog. Estas últimas semanas no fueron fáciles, sobretodo por lo de que nos echaran para atrás en la frontera de Mauriania, (por no tener en vigencia la visa), todo y que desde luego lo tomamos con mucha filosofía, pues un viaje por África así lo requiere, pero el billete de avión y el renovar el visado, son gastos impredecibles que duelen al bolsillo. Queda como anécdota y como experiencia para la próxima. La suerte fue tener a buenas amigas en las palmas, Corina y Blanqui que son quien han acogido al Jordi mientras realizaba los trámites del visado de Mauritania en la isla. Milllll gracias por vuestra hospitalidad!!!
Así fue como mientras los Joses y el Barto descansaban relajados en las maravillosas playas de Dakhla hinchándose a comer navajas de mar, el Jordi volaba en una avioneta de diez plazas con la misión de conseguir las visas.
 

Todo resulto bien, y al regreso, hemos emprendido de nuevo el camino ya conocido hacia la tierra de nadie, los 5 kilometros de pista de baches y arena fina, con cientos de cruzes perdedores, que separanla frontera entre Mauritania y Marruecos. Esta vez el niño ha conseguido dos pasajeros con los que compartir gastos. Son una pareja de jóvenes franceses que se han plantado en Dakhla haciendo dedo y que continúan camino Burkina Faso.
 


Esta vez sí que pasamos la frontera sin ningún tipo de problema, lo único es que escuchamos que hace tan solo un día que han secuestrado a un grupo de tres españoles de una Ong catalana. Con la noticia a flor de piel, cambiamos el plan de pasar unos días en Nouadibou, y decidimos cruzar el país lo más rápido posible, aprovechando también que hay unos franceses viajando en otra furgoneta, y podemos hacer una pequeña caravana en la que nos sentimos un tanto más seguros. En realidad no deja de ser todo relativo, gente cruza en 4x4 en diferentes direcciones, camiones equipados para hacer rutas en el Sahara.. la “paranoia”no deja de ser algo muy personal. Siempre pasa, en cualquier país del mundo, pasa con los extranjeros con el país Vasco.¿ Alguno de nosotros ha dejado de ir a Bilbao por temer a la ETA? Todo es muy relativo al conocimiento real de un país y de la situación, de los medios de comunicación de cada lugar, y de lo que acontece ,.. como podría repercutir en 4 personajillos insignificantes como nosotros,.. difícil de adivinar, como siempre en manos del azar o el destino.


Asi, ráaapido, con prevención y cohete en el culo, cruzamos del tirón medio Sahara, extensiones de dunas, pequeños poblados de tiendas de tela, pequeñas haimas, y desierto
.
Esos lugares donde a uno se le hace difícil entender como la gente puede vivir ahí, el por qué están ahí. La tortura real en esta carretera, lo que han sido unos 600 kilómetros, han sido los controles policiales, a veces tan solo distantes entre ellos por unos centenares de metros. Quizás hemos cruzado 20 controles, quizás 40. Unos son gerdarmerie, los otros militares, los otros pólice, los otros duane,… una auténtica locura, teniendo que dar a cada rato los datos, fotocopias del pasaporte y las negativas a cada una de las demandas de darles un regalo, ya sea un boligrafo, una camiseta, una garrafa de agua, entre otras. La necesidad cuando más al sur empieza a ser mas visible .

Al anochecer llegamos a Nouakchot, capital caótica, rara, pero ya africana. La población en Mauritania se mezcla entre árabes y africanos negros, con sus trajes de túnicas blancas o azules, todo ello mezclado dentro de una República radical Islámica.
 
Aquí aun continuamos con nuestra pequeña caravana, en la que somos los 4 españolitos y tres franceses bien buena gente. Nuestra historia empieza ya en zona de mosquitos por lo que aprovechamos un “camping” de la ciudad para preparar la fragon anti mosquitos, instalando tres mosquiteras individuales. La cosa es que esta furgo cada vez es más pequeña. ¿Será que se esta encogiendo???
 
Desde aquí, hemos tomado la ruta que va hacia el interior de Mauritania, rumbo a Mali, la llamada carretera de la esperanza
.
Dicen que no hace muchos años esta ruta estaba sin asfaltar, y sin señalizar, por lo que mucha gente se perdía y perecía, sin encontrar agua ni la dirección correcta. Hoy en día es más que imposible perderse, pero uno no deja de pensar estando en la carretera, que tal debía de ser en el pasado para que se ganara tal nombre,..

la route de l espoir.

Por cierto los controles policiales no han disminuido ante nuestra desesperación.
Hemos pasado la noche en un control policial, y por fin estamos en Mali.
 

 
Después de mil papeles, visas, seguro de coche, el lesse passe touristic del vehículo, cambiar dinero de nuevo, y pagar peajes ( mucho dinero en total, más la propina del poli malo) entramos en el fantástico mundo de Mali. Por fin, la sensación de habernos adentrado en el Africa negra, esa Africa que todos alguna vez hemos visto en la tele, en una película, o que tal vez tan solo hemos imaginado. Esas mujeres cargando fardos en la cabeza utilizando el puro equilibrio, caminando por carreteras, pistas solitarias rojizas, baobabs gigantes, carros tirados por burros, ganado de cuernos enormes, poblados en adobe, con casitas redondas de techos de paja.. definitivamente hemos llegado a África. Ya de entrada decidimos salir de la ruta principal que va a la capital, para adentrarnos en una pista de unos 300 km. La primera anecdota está en el primer control policial de esta pista. Al prinicipio no hay ningun problema y todo transcurre con humor. Pero al ver un baobab gigante a unos 200 metros del puesto de police, paramos a disfrutar de su imponente figura, al que rodeamos y tomamos algunas fotos, renegando de no poder disfrutar de trepar tal belleza gigante, por tener sabido que es un arbol sagrado. Lo que no sabiamos de antemano es que tan sagrado es dicho árbol, como para tener que tener pedir permiso al jefe del pueblo o autoridad antes de tomarle una instantanea. Esta tan interesante novedad la descubrimos cuando un poli de esos malos, aparece preguntandonos que quien nos ha dado permiso para tomar fotos al baobab. Respondemos con otra interrogativa tal como,.. eing??? Así que sin nada más fuerte que su propia autoridad le quita la camara la Jose. Nos quedamos boquiabiertos,, y semiparalizados,.. ¿que hacer?. Intentamos dar explicaciones, justificarnos, defendernos y por supuesto recuperar el aparato, pero la cosa no va bien. Tras nuestros intentos frustrados y la pequeña sensación de que el poli se quiere quedar con la camara, éste invita al Jose a que vaya con él a su pequeño cuartel con el pasaporte en mano. Uno de los franceses que nos acompañan hace de interprete y se encarga de hablar de futbol y contar los chistes malos, y el poli bueno destensa la situación, devuelve la camara e ofrece té a sus invitados blancos, mientras el malo apunta el nombre y número de pasaporte en un papel que seguramente desapareció al instante. Así todo queda como un susto aprendizaje, y en que aun quedan muchas cosas que aprender cuando uno llega de nuevo a un pais de cultura completamente distinta.


A partir de ahi seguimos nuestro camino a traves de esta pista rojiza, en la que hemos encontrado una gente lindísima, sonriente, también es cierto que muy pobre, pero de un gran corazón y una gran sonrisa en sus rostros. Estando debajo de un árbol acampados, llega un chico en su carro y nos trae dos sandias, de poco en poco va llegando gente el pueblo, los más abuelos, muchos niños, alguna mujer, y como no, alguno que estuvo trabajando en Almeria en los mares de plástico. Acabamos haciendo intercambio de conocimientos, sobretodo los más entendidos en agricultura, entrando en la escuela, haciendo un pequeño espectaculo a la hora del recreo, conciendo un poquito como funciona la educación y la vida de aldea. Ha sido una verdadera suerte que nuestro primer contacto con el país haya sido tal. La aldea se llama Kasan.


Seguimos camino a Kitta, y de ahí tomamos rumbo a Bamako, una capital de un millón y medio de personas. Una vez dentro se presenta el caos, una sensacion completamente opuesta a la que habiamos tenido hasta ahora. Atascos, polución, gente por todas partes, vendedores ambulantes, buscavidas a doquier,.. es decir, estress! pero no tenemos otra que quedarnos algun día ya que tenemos un pequeño problema en la dirección que hace que se desgasten desmesuradamente las ruedas de la fragon. Así que después de dos dias conseguimos arreglar supestamente la dirección y cambiar neumáticos nuevos para continuar nuestro camino. Así hoy estamos en un pueblo llamado Segour, a unos 200 km de la capital, y ya disfrutando calmadamente de las aguas del Niger. Y si va bien, este seguirá siendo nuestro camino hacia Timbuktu, Mopti, pays dogon...


Y aquí dejamos nuestro boletín informativo, nuestro blog fragonafricano desde tierras malienses, como siempre despidiendonos repartiendo besos y abrazos a nuestros queridos, amor pa todos,.. y esperando que sigais disfrutando de las fragonaventuras de los fragonafricanussssssss

5 comentaris:

  1. Puede sonar muy simple y de parco vocabulario, pero al ver las fotos y leer vuestras últimas fragonaventuras sólo me sale una expresión: ¡¡GUAUUUUUU!!. Se hace corto el relato y es muy gratificante compartir vuestras aventuras.
    Enhorabuena y que siga la aventura!.
    Saludos para ellos y besos para Barto.

    ResponElimina
  2. nada, chicos a seguir igual de bien, como seria un viaje sin incidencias?

    ResponElimina
  3. Hola chicos, que pasada de viaje que os estais dando.
    Si eso un día de estos me envio por email como archivo adjunto y así puedo hacer alguna de esas peazo de fotos que se presentan. jajajja.

    Que vaia bien!!!!!......

    ResponElimina
  4. mestres!

    us comunico la 1era nevada de l'any a casa x trencar la monotonia de la sequera.

    em pensava que éreu valtros els q havieu segrestat els de l'ONG q van de safari i així us pagaveu el viatge. No ho dic en broma, és una bona idea, rentable i útil si a més desapareixen aquests q van d safari amb la bandera de ser solidaris.

    Mauritania= República Islámica Radical????? Radical en què?? que no hi ha estat? que és radicalment racista i corrupta? radicalment seca i desèrtica?

    És broma jordi (o no)! però et sento tan lúcid i se't dóna tant bé això de la crònica que m'ha sorprés llegir-ho. A més no et tinc aki x fotre'm amb tu.

    heu passat x Walata?

    A seguir volant amb les rodes a terra. Ptonets xatos. Abraçadota molt gran xl narrador.

    ResponElimina
  5. molt reketebien Andreu, m encanta el comentari i tens tota la rao del mon, potser radical islamica no son les paraules idonees. Una cosa es certa, i es que creuant el pais tan rapid (mes de lo esperat), no hem pogut olorar gaire la pudor de la corrupcio, ni el racisme, ms aviat al contrari.
    Per cert lo de autosegrestarnus encara ho tenim al cap. No li digueu al zapatero (no es ell ki paga els rescats??).. walata ho teniem en ment pero amb el tema dels visats varem haver de refer els plans. qui sap..

    au papis, a palejar neu!!!!!!!!!!!!

    ResponElimina

"en mi mundo .. en mi camino"